COCREADOR

 

 

Imposible ---posiblemente---traducir a revelar como y desde qué medio conozco ésta cuestión sobre mí.

 

Yo, nirmanakaya.

 

Yo existo, como en mi porción criatura, desde un tiempo finito.

Y mi gran parte, adversativamente, existe desde el finito eterno.

Esta parte es un punto infinito e infinitesimal del creador.

 

Procedo del interior del cosmos estable o cosmos universo aproblemático.

Y el número de seres así es plural.

Porque plural es el amor e inimaginable el número de hijos del amor somos.

Como a la par el amor es uno y a la vez en uno.

 

El conjunto de seres al que pertenezco y yo viajamos de flor planetaria en entrañas de estrellas gracias a la orden “delfín”.

Mi mano, como creativa, la habéis visto en los seres que os aman. No me busquéis solamente en ideas, si no a través de ellas hacia vuestro interior, destinado a multiplicarse en mí, un cocreador en el infinito.

 

Mi deseo es no ser conocido y sí amado en vuestro corazón , sin necesaria estimación física material a mí, ¡buen día hijo- hermano lector!

¡¿Cuándo comprenderéis que sólo os necesitáis a vosotros únicamente para llegar a la feliz vida?!

Habéis buscado en la Luna y en Marte, destruyendo durante la Tierra y...

¡Dios, yo Dios! ¡A seres humanos!

¡Parad!¡Terminad!¡Acabad con esta terminal de odio!

¡Mirad que es la última vez que yo, divinidad, habito en éste lugar. Yo moriré físicamente y no retornaré.

 

Mirad mis ojos. Han llorado de soledad, solitaria vida, y eso espera a la humanidad mas la muerte.

 

Pero yo no soy muerte, si no vida.

Hace ya tiempo, mucho tiempo ---y lloro ahora--- alguien falleció. Una persona entre mis brazos. Se ha recordado a mi ser, no importa como. Lloro al percibir el recuerdo de una personalidad que amaba.

 

Así fue que los partidarios enemigos del que llamáis rey del universo, querían vencernos por la lucha hacia la verdad.

 

Entonces yo en el momento de adentrarme en un vehículo proporcionado por la civilización a la que pertenecí, del centro del Atlántico, junto a esa persona...

... algo alcanzó a ella mirándome mientras moría lentamente. Observando mis ojos, otros distintos a los que ven esta humanidad; que en nada ha cambiado.

 

Nosotros el conjunto de cocreadores hemos acompañado esta humanidad desde el inicio.

¿Por qué no amáis?¿A qué tanto mal?

Humanos del planeta, habéis creado un lugar de odio y fraternidad.  Yo no decido si sois negativos o no en realidad. Sed como decidáis desear ser. La veracidad de vuestro espíritu está en la libertad. Buscad, pero respetad a vuestros hermanos. He visto como adultos influyen en la creencia de sus menores. Ellos deben decidir por sí mismos.

Los seres que hemos creado la composición de las mentes humanas podemos afirmar el error de los adultos del pasado. Esta forma esta relacionada con la falta de valoración de los niños. Los niños son libres en el instante de ser creados. Dejen que decidan por ellos mismos.

Yo en mi infancia fui muy feliz. Viví en las cercanías de una frontera y conocí diversidad de personas y culturas. Equiparé la atención de seres especiales de potencial espiritual procedentes de otros lugares y mundos. Gracias a los viajes oníricos y los avistamientos de aparatos voladores. Cerca del bello país Marruecos viví el frescor de la aventura y las gentes, extranjeras y nativas.

Conocer es la base de amar; pues quien conoce la verdad, ama la verdad.

VOLVER